domingo, enero 05, 2014

La matanza de Texas (Versión Española)


Estamos habituados a  ver en el cine americano como los “malos” (asesinos, violadores terroristas, etc…) ataviados con un poco favorecedor mono naranja y grilletes en pies y manos, se enfrentan a un Jurado que, para tranquilidad de las bestias, son sentenciados a  “tan solo” cadena perpetua, (la otra opción es la pena de muerte, con la que no estoy de acuerdo) mientras en la calle los ciudadanos se manifiestan para dejar clara su postura… Asesinos, justicia, ojo por ojo, etc…!!!

La versión Española no viene de la mano del cine, aunque parezca mentira, la verdadera ficción en España es la pura realidad.

Los españoles somos tan “civilizados” que los asesinos salen de prisión a los veintitantos años, en el peor de los casos, con subsidio de desempleo y recibidos como Héroes en sus pueblos, mientras algunos “progres” critican duramente a los familiares de las víctimas por, según estos amantes de la libertad, pedir venganza.

Para continuar con el delirio, asistimos con medida indignación, a una especie de comida de Empresa del gremio de los asesinos en un antiguo matadero (lugar más que apropiado), no sin antes escenificar su particular y miserable  “mensaje de Navidad” que, por supuesto, para la “Justicia” no tiene nada que ver con el enaltecimiento del terrorismo.

Un “montón” de… asesinos vomitando odio, pidiendo la autodeterminación y justificando su “lucha”… que alguien me explique en qué contexto debería de incluirse.???

Pero esto no va a terminar aquí, una buena película tiene que ofrecer un final a la altura de los acontecimientos.

Hasta ahora tenemos a los asesinos, a los defensores de “las causas nobles”, los Jueces  y Fiscales con el cartel de “no molestar”, ciudadanos y políticos indignados (en su justa medida… no nos pasemos)… pero algo faltaba para alcanzar el clímax.  El periodista que durante 10 min. se comportó de forma heroica (ahora ya es “el de Intereconomía”)… Nos ha traído el tan esperado momentazo para los que nos hemos sentido indignados con esta representación y un “un pan debajo de brazo” para La Sexta (mediodía), Cuatro (mediodía) e Intereconomía (no tengo datos por no ser espectador de esta cadena).

Y al final esto es lo que hay, no nos engañemos. El abyecto acto de ETA quedará empañado porque la “progresía” de opinión televisiva nos intentara involucrar  en una serie de justificaciones, apelando al “cumplimiento de sus condenas????”, al respeto de las ideas (siempre y cuando las mismas  no sean de Centro-Derecha, Derecha o similares… ahí no cabe el respeto a nada), al acto circense perpetrado por un periodista incendiario buscando notoriedad para su cadena, el “derecho” a cobrar el subsidio de desempleo de los etarras (donde queda el derecho del estado a reclamar las indemnizaciones a las víctimas???... esos no importan) y mil medias o enteras tintas de personas que por una mal entendida ideología es incapaz de denunciar la injusticia, porque su prioridad es mantener la pose “progre” de defender, o al menos, no denunciar con excesiva vehemencia las pretensiones de una minoría por muy miserable que sea esta.

Las asociaciones de víctimas son las  Fascistas, el Gobierno es  Fascista e inmovilista por negarse a abrir una negociación con una banda de delincuentes, las fuerzas de seguridad del estado son Fascistas y represoras, los Jueces son Fascistas o Héroes dependiendo del individuo o asociación sentada en el banquillo o investigada… País!!!

Si defender a las víctimas de un asesinato y a sus familias, pedir que la Doctrina Parot continúe aplicándose independientemente de la opinión de países vecinos (algunos que para los delitos graves contra sus ciudadanos aplican la cadena perpetua revisable… valiente hipocresía), la exigencia de, al menos, la solicitud de perdón y reconocimiento de la culpa para poder acogerse a beneficios penitenciarios,  que las prestaciones sean automáticamente embargadas con el fin de pagar los cientos de millones de Pesetas a los que han sido condenados en concepto de indemnización a las víctimas, etc… significa ser un FACHA… pues con orgullo llevare ese apelativo… no sé cómo se denomina al que lo ve desde el otro lado del espejo pero, se llame como se llame, ese adjetivo  me avergonzaría…


Solo en un País como el nuestro, exigir Justicia, respeto a las ideas (no a las pistolas) de cada uno y una Justicia realmente independiente, un ciudadano es un Fascista
Me repito... PAÍS